Sello Pollarolo: la metamorfosis de la literatura al guion

Por Victoria Escobar

Es considerada actualmente como una de las voces femeninas más respetadas dentro de la literatura peruana y el guionismo latinoamericano. Giovanna Pollarolo nació en Tacna, en un pueblo pequeño donde cuenta haber pasado la mayor parte de su tiempo leyendo o viendo películas. Emigra a los 20 años a Lima donde estudió literatura y dio sus primeros pasos contando historias.
Si bien, ha publicado diversos libros, entre los cuales se destacan el poemario “Entre Mujeres Solas” (1991) y su primera novela “Dos veces por semana” (2008), el nombre de Pollarolo se ha escuchado fuerte en el mundo del cine peruano desde los años 80´, cuando comenzó a ser fiel compañera de trabajo del cineasta Francisco Lombardi, y con quien se hizo conocida no sólo por el impacto social que tenían sus películas, sino también, por lo bien contadas que eran sus historias.
Comenzó con “La Boca del Lobo”(1988), quizás una de las películas más fidedignas en retratar el trauma social y político suscitado bajo el grupo Sendero Luminoso, y a la vez más polémicas en el Perú. Siguiendo después, con otros títulos que destacan como “Caídos del Cielo”(1990) y las adaptaciones “No se lo digas a Nadie”(1996), “Pantaleón y las Visitadoras”(1998), “Tinta Roja”(2000), “Mariposa Negra (2006) entre otros.
Entre medio de diversas invitaciones, viajes a festivales y congresos de literatura y cine, clases y proyectos personales, Giovanna conversó nuevamente con ViñaLab desde su casa en Lima. Más de sus vivencias personales y experiencias realizando algunas de sus adaptaciones más alabadas del cine, las podrás encontrar en esta exclusiva entrevista.

¿Cómo comenzó tu interés por el cine?

Al igual que casi todas las personas que parten en esto, me gustaba desde muy chica ir al cine. Vivía en Tacna y recuerdo estar todo el tiempo pensando en que películas se estrenarían y buscando en los cines de barrio todo lo que no había visto. Tuve la suerte de conocer gente que trabajaba en la revista Hablemos de Cine, que ya estaba en ese tiempo en sus últimos números. Luego se me abrió la posibilidad de trabajar en guiones y la primera película que escribimos junto a Augusto Cabada fue la Boca del Lobo, que tiene una gran importancia para la gente del Perú.

Sabemos que estudiaste literatura, pero ¿qué encontraste en el cine que no hallaste en los libros?

Bueno…era otra forma de narrar. En ese tiempo me gustaban mucho las novelas, entonces de una manera natural me gustaban las películas. No le encontraba grandes diferencias, ni tampoco me parecía una mejor que la otra, sino que siempre imperó mi gusto por la narración, por el contar historias.

La mayoría de las películas que has escrito tratan de testimoniar una época de la sociedad peruana (La boca del Lobo, Caído del Cielo, Mariposa Negra, Ojos que no ven, entre otras). ¿Te acomoda e inspira escribir sobre temáticas así, que esconden una cierta crítica social y son cercanas a la realidad?

No es cómodo; es difícil y arriesgado. Escribir La boca del Lobo fue arriesgado: en ese momento no se sabía nada de Sendero Luminoso, excepto que habían colgado perros en el centro de Lima, que habían quemado ánforas electorales en un pueblo de la sierra, que se enfrentaban a los militares. Nunca habíamos visto la foto de Abimael Guzmán. Había quienes decían que era un personaje inventado. Lo mismo con Ojos que no Ven: escribí ese guion casi simultáneamente a cuando los hechos estaban ocurriendo. Creo que obedece a una necesidad de tratar de entender mejor, mediante la ficción, aquello que causa preocupación, angustia, en fin…

la boca del lobo

¿Qué hace que te parezca atractiva una novela para su adaptación?

De pronto lees una novela y tienes ganas de convertirla en una película. Pero la verdad, es que como guionista no he tenido la iniciativa en las películas que he trabajado, y normalmente todas han provenido de Lombardi. Mi trabajo guionístico digamos, ha sido profesional y mi línea más personal va por el lado de la literatura. No es que no me comprometa con los proyectos, pero el cine es más de equipo, y la verdad, yo no tengo mucha capacidad de iniciativa ni he querido tener una participación más activa , o inclinarme por ejemplo por la dirección, que como bien sabes es muy usual que los guionistas también sean directores.

Pantaleón y las Visitadoras es una de las películas que escribiste que quizás más conocemos en Chile. Cuéntame cómo fue tu experiencia adaptando la novela de Mario Vargas Llosa.

Siempre me pareció una novela que se podía adaptar. Me encanta y me he divertido leyéndola. Me acuerdo de haberla pensado más para televisión, pero surgió la posibilidad de la adaptación y la escribimos con Enrique Moncloa.

El acierto en esa adaptación me parece, fue eliminar todo el mundo de la suegra y de la religión. Esta secta que en la novela servía para que fueran ellos los que mataran a la brasileña. Pero a nosotros nos pareció que eliminar ese mundo, nos serviría para concentrarnos en el mundo de Pantaleón y su obsesión.

¿Y por qué decidiste centrar la película en Pantaleón?

El personaje de Pantaleón era muy atractivo por el tema de su obsesión. Hay una línea de la novela que fue clave para darme el tema del guion. Es un dialogo pequeño, donde cuenta Ponchita que cuando habían estado en Trujillo con Pantaleón, lo habían encargado de la comida y pensaba todo el tiempo en alimentos y recetas como todo un profesional. Lo mismo había pasado cuando lo habían encargado de los uniformes, y lo creían afeminado y después lo mandan a organizar el sistema de las visitadoras y entra igualmente con todo. Esa idea que hay en este dialogo, es la que sostiene la película y con la cual construí el personaje de Pantaleón.

pantaleon-pantajo-y-las-visitadoras_s

¿Y con qué problemas te enfrentaste en la adaptación?

El problema de Pantaleón y las Visitadoras es que casi toda la novela eran cartas. Entonces como transformabas eso fue difícil. Algunas escenas se dramatizaron, pero la naturaleza de la novela es el informe que da Pantaleón y el lenguaje que usa, muy formal y administrativo, para atender asuntos que se hablan de una forma coloquial y hasta grosera. Como hacíamos eso en la película fue algo muy interesante que queríamos conservar, ese doble lenguaje.

La adaptación de Tinta Roja, la novela homónima de Alberto Fuguet quizás tiene un recuerdo especial para ti, ya que la escribiste sola. Cuéntame ¿cómo fue la experiencia?

Pienso que una de las situaciones en las que más he disfrutado y he trabajado con mucho gusto es en Tinta Roja. Me gusto hacer la adaptación. Hubo una estructura que tuve que inventarme porque en la novela no funcionaba, ya que se mostraban los casos policiales y después los diálogos. Fue muy estimulante. Un amigo que trabajaba en un periódico me consiguió que el redactor de la sección de policiales aceptara que lo acompañara en su día a día. Durante una semana fui una más de su equipo y la experiencia fue fascinante.

En Tinta Roja y en la mayoría de las películas en las cuales trabajaste junto a Lombardi, encontramos historias de alguna manera relacionadas con el periodismo. ¿Por qué siempre vemos este oficio presente en tus guiones? ¿Tu experiencia en la revista Debate como jefa de redacción te ayudó a alimentar tus historias?

En Debate no hacía un periodismo de reportaje, del día a día. Yo creo que para mi generación, el oficio del periodista ha sido una alternativa a la escritura. Ya Mario Vargas Llosa en Conversación en la Catedral sentó la línea, digamos, con Zavalita y Carlitos, el escritor frustrado y alcohólico muerto prematuramente. La literatura creó una imagen digamos romántica del periodista que ya no es válida ¿verdad? Creo que hoy en día el periodista se ha profesionalizado; o, si quiere ser escritor ya no ve el periodismo como una opción dramática y frustrante. Al contrario.

tintarojaTe dedicas también a la enseñanza de escritura de guion en prestigiosas escuelas de cine latinoamericanas. Según tu experiencia, ¿qué lugar se merece este aprendizaje en la formación y en la realización de una película? ¿Cuán relevante resulta ser el guion para lograr una obra cinematográfica?

En una época, cuando se quería hacer un cine narrativo, creímos que era fundamental. Y lo es, si esa es la opción. Un taller de guion ayuda a encontrar una línea para la trama, a construir personajes, en fin. Pero el cine también se está orientando a la narración mínima, a la observación. Y en este caso, el guion es más libre, obedece a otras exigencias. De todos modos creo que es mejor ir al rodaje con un texto, un mapa, una guía de trabajo. Y eso es el guion.

En los años 80´, las películas peruanas eran las más vistas en tu país. Y quizás, en ese tiempo eran la excepción, ya que es sabido que al igual que el cine Latinoamericano no es muy valorado el cine local, ¿Qué opinas sobre esto? ¿Es producto de sus temáticas, que no se sabe contar buenas historias, o simplemente es culpa del gigante de Hollywood?

El año pasado se estrenó en el Perú Asu Mare, una comedia protagonizado por Carlos Alcántara, excelente comediante que viene de las canteras del clawn. La película hizo más de un millón de espectadores, número inédito en el Perú. Recientemente se ha estrenado otra comedia, A Los 40, y alcanzó 800 mil. Nos preguntamos si son picos excepcionales o si el público empieza a interesarse en la producción nacional. Yo pienso que nuestra industria es muy pequeña aun: 10, 12 películas al año es muy poco para consolidar una producción que lidere la cartelera.

¿Podrías contarnos sobre los proyectos en los cuales te encuentras trabajando actualmente?

Estoy preparando un nuevo libro, de género híbrido, diría. Pequeños textos, fragmentos, relacionados con el tema que le da el título: De casa en casa. En la producción académica planeo editar un libro que reúna artículos de escritores, críticos y estudiosos, relacionados con el cine y la literatura. Y de guiones: hay un par de proyectos, pero no quiero adelantar nada aún.

Spike Jonze, la mente detrás de “Her”: el amor platónico de la era virtual

Es considerado uno de cineastas norteamericanos más prolíficos. Spike Jonze,  ha realizado desde cortometrajes, videoclips, documentales y largometrajes de ficción, lo que lo ha posicionado como uno de los creadores independientes más prometedores. Su última película aclamada por la crítica, Her.
Lo hemos visto meter un hombre dentro de otro hombre  en Cómo ser John Malkovich(1999), crear monstruos gigantes en el interior de un niño  en  Dónde viven los monstruos( 2009) e imaginar una  historia de amor entre robots en el cortometraje I´m Here,( 2010). Y ahora escribe para una actriz que no se ve.
Her (2013)  la última película  dirigida y escrita en solitario por Jonze,  se posicionó como una de las favoritas de la crítica y el público. Con un Globo de Oro en la mano y  tras haber sido nominada la película a cinco premios Oscar, obteniendo el premio al mejor guion original, el cineasta se hizo nuevamente notar entre creadores hollywoodenses.
La historia del film, que se traza en torno al desarrollo y la evolución de una relación amorosa entre Theodore  (Joaquin Phoenix), un escritor solitario que acaba de tener una ruptura sentimental y Samantha ( Scarlett Johansson), un sistema operativo diseñado con inteligencia artificial, ha sido retratada como una radiografía del amor en tiempos cibernéticos.
Definiciones que en numerosas entrevistas han incomodado al director que prefiere no encasillar esta película en ninguna categoría. “En Her no trato de dar ninguna respuesta, sino de poner ahí todos mis sentimientos y mis ideas y así poder entender la situación que estoy viviendo”.
Her, película con un aclamado guion por la creatividad de sus diálogos que pasan desde el drama a la comedia y viceversa,  forma parte de uno de los eslabones que han trazado  la carrera de Spike Jonze. Director que siempre se ha mostrado esquivo hacia las cámaras y periodistas cuando se trata de hablar sobre su vida y trabajos, pero que últimamente ha dado algunas entrevistas  que deberías leer.
Parte de su filmografía en profundidad y experiencias en torno a las realizaciones de obras cinematográficas las puedes leer aquí.
Links de entrevistas:
http://elpais.com/elpais/2014/01/31/eps/1391168297_417996.html
http://www.elcultural.es/noticias/CINE/5920/Spike_Jonze-_Estoy_atrapado_en_las_historias_de_amor