Billy Wilder: 10 consejos del legendario director-guionista hollywoodense

Fue guionista, director y también productor, y es sin duda uno de los más grandes artistas de la era dorada hollywoodense. Billy Wilder escribió 60 películas durante su carrera, realizó 26 películas como director y fue galardonado con cinco premios Oscar tras haber sido nominado en 21 ocasiones durante su carrera. Hoy es el segundo guionista más nominado en la historia tras Woody Allen y una de las cinco personas que han logrado un triple Oscar como guionista, director y productor.
Billy Wilder de origen austriaco creció en Alemania donde realizó estudios de Derecho, que finalmente abandonó y lo llevaron a explorar en el Periodismo. Trabajando en periódicos sensacionalistas locales para sobrevivir, es en Berlín, donde Billy comienza a interesarse por los guiones y comienza a probar suerte escribiendo películas alemanas y francesas. La Segunda Guerra Mundial y la llegada de Adolf Hitler al poder, lo obligan a huir de Alemana a Francia, México, y finalmente a Hollywood, donde comienza su carrera profesional como guionista y director de escena.
Tras la guerra, es cuando el nombre de Billy Wilder comenzó a escucharse con fuerza entre los realizadores hollywoodenses. Su brillante dirección de actores, su fina ironía y la calidad de sus guiones (que escribió la mayoría junto a la colaboración de I.A.L. Diamond), principalmente de comedias ácidas y corrosivas, pero también de los géneros del cine negro y drama, donde también mostró su genialidad.

seven2
Wilder junto a Marylin Monroe en La Tentación Vive Arriba( 1955)

 

Entre su filmografía, se destaca una lista grande de películas que fueron reconocidas por sus colegas y nominadas a los Oscar. Entre ellas, están Días sin huella (1945), Oscar al mejor director y guion adaptado, El Crespúsculo de los dioses (1950), mejor guion adaptado, El gran carnaval (1951), Sabrina (1954), La tentación vive de arriba (1957), Con faldas y a lo loco (1959), y El Apartamento (1960), uno de sus filmes más magistrales y populares, pues se llevó tres estatuillas, por mejor película, dirección y guion.

el apartamento

El Apartamento (1960)

 

Porque no hay mejor escuela de cine que escuchar que tienen que decir los grandes, sobre cómo hacer películas, queremos dar a conocer 10 consejos de este legendario director sobre la escritura de guiones, extraídos del libro Conversations with Wilder (1999). Algunas directrices de Wilder, quien sin duda permanece como uno de los personajes más talentosos de la historia del cine. Un maestro de la narración fílmica, en la construcción de tramas y situaciones, y en la escritura de chispeantes diálogos, que mostraron una mirada caustica del mundo que lo rodeaba.

 

  1. El público es voluble
    Sé fiel a ti mismo cuando escribas. No trates de imitar a los autores en la lista de los más vendidos del momento.
  2. Agárralos por el cuello…
    …y no los sueltes nunca. Comienza tu historia con una escena que atrape, que cautive al lector y le haga desear saber qué será lo próximo o por qué ha ocurrido algo, o quién es el personaje. Introduce a tus interesantes y provocativos personajes y pone en marcha el conflicto cuanto antes.
  3. Crea una línea de acción clara
    Desarrolla una línea de acción clara para tu protagonista. El protagonista de la historia debe ser creíble y dirigirse hacia una meta. Haz que sea alguien a quien el protagonista quiera seguir hasta el final.
  4. Ten claro hacia dónde vas No hace falta que sepas todos los detalles de tu historia antes de empezar a escribirla, pero tener una buena idea de lo que quieres hacer que el lector piense, sienta o haga cuando cierre el libro, te dará una dirección y te ayudará a mantenerte enfocado a medida que escribes.
  5. Sé sutil y elegante
    Cuanto más sutil y elegante seas al ocultar los giros de la trama, mejor serás como escritor. Escribe de tal forma que tus escenas no parezcan una sucesión de eventos. Esconde los giros del diálogo en la ambientación. Mezcla las cosas y sorprende al lector.
  6. Escribe un primer acto mejor
    Si tienes un problema con el tercer acto, el problema real está en el primer acto. Revisa el punto dos de la lista.
  7. Tendrás lectores inteligentes
    Los buenos escritores asumen que tienen lectores inteligentes. No se lo des todo mascado. Haz que se involucren en tu historia.
  8. Dale al lector información fresca
    No describas lo que el público ya ve por sí mismo. Añade lo que van a ver, usa cada oportunidad para avanzar y mejorar tu historia.
  9. Anticipa el final
    El evento que ocurre al cerrarse la cortina del segundo acto, es el disparador del final de la película. Este consejo nos recuerda que la escritura es artesanía. Se necesita planificación, creatividad y trabajo duro para ofrecer al lector un viaje hacia un final satisfactorio.
  10. Aprende a terminar tu historia
    El tercer acto debe construirse, construirse y construirse con ritmo y acción hasta la última escena. No te andes con rodeos. Escríbelo de tal manera que el lector no desee que se acabe el libro y quiera compartirlo con todo el mundo.