12 Thrillers psicológicos llenos de suspenso y vueltas de tuerca que debes ver

Un Thriler Psicológico, puede definirse como un subgénero de la ficción terrorífica -ya sea literario o cinematográfico -que hace hincapié en la psicología de los personajes: ya sea en sus estados emocionales, creencias, culpas, supersticiones, entre otros. Generalmente en este tipo de películas, los relatos están construidos con elementos propios de la novela policiaca , marcados por personajes como detectives, o del género del terror, mostrando casos paranormales o de Ciencia Ficción.
Según los entendidos el Thriller Psicológico ha sido fuertemente influenciado por el padre del suspenso, Alfred Hitchcock, pero dentro de este subgénero se destacan otros nombres precursores, como los cineastas Roman Polanski, Martin Scorsese, Jonathan Demme, entre otros.
Te dejamos con una lista de algunas de las películas que forman parte de este subgénero, marcado por personajes atormentados ante la disolución del sentido de la realidad y llenos de ambigüedades morales compuestas por obsesiones, distorsiones y enfermedades. Por supuesto, esta vez partiremos nuestra selección con uno de los filmes argentinos que fueron todo un exitazo; el thriller psicológico “Tesis sobre un Homicidio”, ambientado en el mundo policial y escrito por Patricio Vega, uno de los consultores en ViñaLab.
TESIS SOBRE UN HOMICIDIO
Dir. Hernán A. Goldfrid, Argentina, 2013
Roberto Bermúdez, abogado y profesor especializado en Derecho Penal, está convencido de que Gonzalo, uno de sus alumnos más brillantes, es el autor del brutal asesinato de una chica cometido frente a la Facultad de Derecho. Decidido a demostrar su versión del crimen, emprende por su cuenta una investigación que acabará obsesionándolo.

VERTIGO
Dir. Alfred Hitchcock, Estados Unidos, 1958.
Ferguson (James Stewart), un ex detective de la policía de San Francisco, es contactado por un viejo amigo para perseguir en secreto y vigilar a su esposa, Madeline (Kim Novak). La mujer vive atormentada por su pasado, específicamente por Carlota, su bisabuela muerta varios años atrás, mientras que Ferguson debe superar la muerte de un compañero, caído durante una persecución, y confrontar el miedo a las alturas que padece.

EL SILENCIO DE LOS CORDEROS
Dir. Jonathan Demme, Estados Unidos, 1991
El FBI busca a “Buffalo Bill”, un asesino en serie que mata a sus víctimas, todas adolescentes, después de prepararlas minuciosamente y arrancarles la piel. Para poder atraparlo recurren a Clarice Starling, una brillante licenciada universitaria, experta en conductas psicópatas, que aspira a formar parte del FBI. Siguiendo las instrucciones de su jefe, Jack Crawford, Clarice visita la cárcel de alta seguridad donde el gobierno mantiene encerrado a Hannibal Lecter, antiguo psicoanalista y asesino, dotado de una inteligencia superior a la normal. Su misión será intentar sacarle información sobre los patrones de conducta de “Buffalo Bill”

EL QUIMÉRICO INQUILINO
Dir. Roman Polanski, Francia, 1976.
Un tímido hombre (interpretado por Polanski) se muda a una habitación donde la inquilina anterior había intentado suicidarse arrojándose por la ventana. Con el paso de los días, el nuevo residente se atormenta pues piensa que sus vecinas intentan provocar que él también se arroje por la ventana.

SHUTTER ISLAND
Dir, Martin Scorsese, Estados Unidos, 2010
En el verano de 1954, los agentes judiciales Teddy Daniels (DiCaprio) y Chuck Aule (Ruffalo) son destinados a una remota isla del puerto de Boston para investigar la desaparición de una peligrosa asesina (Mortimer) que estaba recluida en el hospital psiquiátrico Ashecliffe, un centro penitenciario para criminales perturbados dirigido por el siniestro doctor John Cawley (Kingsley). Pronto descubrirán que el centro guarda muchos secretos y que la isla esconde algo más peligroso que los pacientes. Thriller psicológico basado en la novela homónima de Dennis Lehane.

CISNE NEGRO
Dir, Darren Aronofsky, Estados Unidos, 2010
Nina (Natalie Portman), una brillante bailarina que forma parte de una compañía de ballet de Nueva York, vive completamente absorbida por la danza. La presión de su controladora madre (Barbara Hershey), la rivalidad con su compañera Lily (Mila Kunis) y las exigencias del severo director (Vincent Cassel) se irán incrementando a medida que se acerca el día del estreno. Esta tensión provoca en Nina un agotamiento nervioso y una confusión mental que la incapacitan para distinguir entre realidad y ficción.

LA CONVERSACIÓN
Dir. Francis Ford Coppola, Estados Unidos, 1974.
Harry, un especialista en vigilancia y sistemas de seguridad, es contratado por un misterioso hombre para que investigue a su joven esposa quien, aparentemente, mantiene una relación con uno de sus empleados. Harry escucha todas las conversaciones, pero no encuentra algo contundente. Al dar por finalizado su trabajo, se percata que el hombre que lo contrató se niega a identificarse, sembrando muchas dudas en Harry.

THE INNOCENTS
Dir. Jack Clayton, Reino Unido, 1961.
La señorita Giddens se compromete a convertirse en la nueva institutriz de dos niños huérfanos, llamados Flora y Miles, que se encuentran bajo el cuidado de su tío. Después de llegar a su hermosa casa de campo, donde comienzan a manifestarse eventos siniestros y peculiares, Giddens exige saber más sobre el pasado de la casa. Algunos secretos repugnantes son revelados conduciendo a una culminación trágica

ROSEMARY’S BABY
Dir. Roman Polanski, Estados Unidos, 1968.
Emocionados con su nuevo entorno, Rosemary (Mia Farrow) y Guy (John Cassavetes) deciden que tener un bebé es el siguiente paso en su relación. La intervención de sus vecinos y el extraño comportamiento de las personas que están a su alrededor, llena de dudas a Rosemary quien considera que todos tienen intenciones siniestras hacia su futuro hijo.

NO SE LO DIGAS A NADIE
Dir. Guillaume Canet, Francia, 2006.
Lleno de giros y vueltas de tuerca al más puro estilo de Hitchcock, este filme francés narra la historia de Alexandre (François Cluzet), un hombre que lucha continuamente contra el dolor de perder a su esposa, ocho años atrás, asesinada por un psicópata. Un día recibe un correo electrónico y al abrirlo se percata de una imagen, en tiempo real, que contiene el rostro de Margot, su esposa.

PURA FORMALIDAD
Dir. Giuseppe Tornatore, Italia, 1994.
Un famoso escritor que no ha publicado nada en mucho tiempo es detenido por la policía en una noche tormentosa. Sin identificación y con lagunas de memoria, el escritor es sometido a un duro interrogatorio por un inspector que, pese a todo, es un gran admirador de su obra.

LA NARANJA MECÁNICA
Dir. Stanley Kubrick, Reino Unido, 1971.
Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex (Malcolm McDowell) es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia desaforada y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.

 FUENTE:

Taste of Cinema

FilmAffinity

 

 

20 Tramas Maestras para desarrollar buenas historias cinematográficas

Todo guionista entiende que una historia cinematográfica está compuesta por una serie de acontecimientos interrelacionados y ordenados según un argumento. Toda película contiene una trama, esta es entendida como aquella fuerza que estructura todos los conflictos y tensiones que ocurren en un relato y satura todas las páginas y párrafos que contienen la historia que se quiere contar.
Dentro de una película generalmente se puede hallar más de una trama y cada una puede contener una historia diferente articulada al tema central. Por ejemplo en El Padrino podemos encontrar venganza, descubrimiento y caída, o en el film The Matrix, descubrimiento, transformación y sacrifico.
Si bien, las tramas nunca han pretendido ser fórmulas absolutas, pueden ser un patrón que puede ayudar a todo guionista a desarrollar buenas historias; a ordenar las acciones que ocurren en una película o la serie de sucesos que experimenta un personaje en su interior.
A continuación te dejamos con una clasificación elaborada por el profesor y guionista Ronald Tobias, de las “20 Tramas Maestras” en que se han construido cientos de relatos a lo largo de la historia.

TRAMAS DE ACCIÓN

1. Trama de aventura. El protagonista deja su hogar y parte en búsqueda de fortuna o para cumplir una misión, lo que sirve de pretexto para introducir todo tipo de incidentes, haciendo del viaje mismo y de las acciones heroicas del protagonista la esencia de la trama. Por ejemplo, En busca del arca perdida(Raiders of theLost Ark, 1981).

indianaa

 

2. Trama de persecución. Una persona persigue a otra, pero no exactamente como en la situación 6 de Polti. Aquí la trama se concentra en la caza y en la acción física que esta conlleva. Unas veces el protagonista persigue al antagonista, como en La presa (TheHunted, 2002), donde un adiestrador del gobierno de los Estados Unidos persigue a un antiguo hombre entrenado para matar. Otras veces el antagonista persigue al protagonista, como en El diablo sobre ruedas (Duel, 1972).

 el diablo

2. Trama de rescate. Nos encontramos con un antagonista que ha secuestrado o raptado a una víctima, interviniendo el protagonista en su rescate. Normalmente, nos encontramos con tres fases: separación, persecución y confrontación. Así sucede en Centauros del desierto (The Searchers, 1956). En Los profesionales (The Professionals, 1965) un grupo de hombres es contratado para rescatar a una mujer, descubriendo después que la mujer, en realidad, no deseaba ser rescatada. 

4. Trama de huida. El protagonista quiere evadirse de un lugar donde está encerrado, normalmente de forma injusta. También presenta tres fases. Primer se nos narra la detención o rapto del protagonista, luego sus problemas en el lugar de clausura y, finalmente, la fuga. Por ejemplo, Traidor en el infierno (Stalag 17, 1953) y La gran evasión (The Great Escape, 1963), ambas ambientadas en un campo de concentración nazi.

great

5. Trama de rivalidad. Dos personajes, de fuerza equiparable, compiten por una misma meta u objeto: un puesto de trabajo, un título deportivo, un reino, unas tierras… Un ejemplo sería la rivalidad entre Ben-Hur y Messala en Ben-Hur (1959).

6. Trama del desvalido. Se parece a la anterior, solo que aquí las fuerzas entre el protagonista y el antagonista no son iguales, como en la situación 24 de Polti. El protagonista es más débil físicamente, de menor edad o más viejo, tiene menos medios, menos experiencia, o bien es una mujer frente un antagonista masculino. 

7. Trama de venganza. El protagonista quiere resarcirse de una injusticia cometida contra él o los suyos, como en la situación 3 de Polti. A veces, su forma de desquitarse conlleva actuar al margen de la ley. Suele implicar una caza del antagonista, por lo que se aproxima a la trama de persecución. Es muy común en el cine dirigido o protagonizado por Clint Eastwood. Por ejemplo,El fuera de la ley (DeathWish, 1974), donde el protagonista persigue a los sudistas que mataron a su mujer y a su hijo.

el fue

8. Trama de enigma. Es típica del cine policiaco y de misterio. El protagonista debe descubrir a un asesino, a un ladrón… Hay que resolver y explicar un suceso extraordinario. Cualquiera de las películas basadas en las novelas de Agatha Christie o títulos concretos como Gothika (2003) o El Coleccionista de Huesos (1999).

coleccio

 

TRAMAS DE PERSONAJE

9. Trama de búsqueda. El protagonista busca a una persona, un lugar, una cosa (un tesoro, una reliquia…). Es una trama de carácter porque lo que importa no es tanto la búsqueda en sí como el proceso de transformación que durante esa búsqueda se produce en el personaje. Por eso Tobias considera que En busca del arca perdida (Raiders of theLostArk, 1981) no es una película de este tipo, sino, como hemos dicho, de aventuras. Indiana Jones no cambia. 

10. Trama de descubrimiento. El protagonista trata de averiguar quién es o por el mundo es como es. Se diferencia de la trama enigma y de la trama de búsqueda, en que aquí el descubrimiento conlleva un mayor conocimiento del hombre y de la naturaleza. Ejemplos típicos son las biografías sobre grandes científicos, como Gorilas en la niebla (Gorilas in theMist, 1988).

gor

11. Trama de metamorfosis. El protagonista o el objeto sufren una maldición y son transformados en un animal o un ser terrible, hasta que el amor o la muerte acaban con el hechizo. Encontramos esta trama en las películas sobre Frankestein y el Hombre Lobo y en algunas de las recientes historias sobre mutantes.

12. Trama de transformación. Si en la trama anterior el cambio requiere una perturbación radical del aspecto físico, aquí el cambio radical es psicológico y siempre positivo. Si es negativo, pertenece a la trama del precio del exceso. El personaje (siempre un adulto) toma confianza en sí mismo, supera un complejo, deja las drogas… Es la típica historia de Eliza Doolittle en MyFai Lady (1964).

13. Trama de maduración. Se parece a la anterior, solo que aquí el protagonista es un personaje que va a pasar de la infancia o adolescencia a la madurez. Un ejemplo muy claro, pero en sentido metafórico, es Pinocho. Su conversión de juguete en niño de verdad se produce cuando madura y deja de comportarse como un niño egocéntrico guiado por el instinto y el egoísmo.
14. Trama de ascenso. El protagonista, una persona de origen humilde, fea, enferma o aparentemente poco inteligente, llega a lo más alto de la sociedad. Así sucede en El hombre elefante(The Elephant Man, 1980) y en Eva al desnudo (AllaboutEve, 1950).

15. Trama de caída. El protagonista, una persona noble, rica o con poder, termina en lo más bajo y pisoteada por todos, como en El cuarto mandamiento (TheMagnificentAmbersons, 1942). En muchos casos, la trama es, al mismo tiempo, de ascenso y caída. En Ciudadano Kane (CitizenKane, 1940), del mismo director, el protagonista, teniéndolo todo, no tiene nada. Al morir, solo se acuerda del trineo de su infancia. 

ciuda

16. Trama de tentación. El protagonista es tentado para hacer algo prohibido, algo inmoral o injusto. Está recogida en el mito de Fausto.

17. Trama del precio del exceso. El protagonista lleva una vida disoluta o va cayendo en ella poco a poco. Es un criminal, un mafioso, un drogadicto o alguien que se deja arrastrar por alguna pasión: la avaricia, los celos, la envidia, la ambición… Finalmente, termina pagándolo. Así sucede en Días sin huella (The Lost Weekend, 1945).

dias
18. Trama de sacrificio. El protagonista está dispuesto a cumplir con su deber pese a que ello le cueste sus bienes, su puesto de trabajo, su fama e, incluso, la vida. Dos ejemplos son las películas Casablanca (1943) y Sólo ante el peligro (High Noon, 1952). Guarda relación con las situaciones 20, 21 y 22 de Polti.

casaa

19. Trama de amor. Dos personas se quieren pero uno o varios obstáculos (una enfermedad, otro pretendiente, distintos proyectos de vida…) se oponen a su relación o bien uno ama y el otro debe ser conquistado. Es el modelo de las comedias románticas, como en Sucedió una Noche (It Happened One Night, 1934).

 

20. Trama de amor prohibido. Es, en gran parte, como la anterior, solo que el obstáculo es algún tabú social: los amantes son de distinta raza, pertenecen a clases distintas, a reinos enfrentados, uno de ellos es casado, son del mismo sexo… La obra teatral Romeo y Julieta pertenece a esta categoría. 

“En un guion lo esencial, es el silencio, porque detrás de el, en lo subterráneo, algo trabaja”

Por Victoria Escobar

Emigró inconscientemente de la literatura al cine y  se  convirtió en una de las voces más respetadas cuando se trata de escribir películas. Y nos quedamos cortos,  cuando nos referimos a Michel Marx, considerado como la figura francesa más influyente y cotizada en el guion cinematográfico de habla hispana. Ha sido coautor y consultor en importantes guiones de cortos y largometrajes en África, Europa y América Latina. Por lo mismo,  a Marx le sobran las invitaciones,  y a menudo, se le puede ver como jurado en festivales de cine, o impartiendo talleres  en programas educativos y de desarrollo de escritura de guion.

Es un trabajo difícil resumir todo en  lo que divide su tiempo este guionista francés. Entre sus cursos regulares en la escuela Nacional Superior Louis Lumiere, sus participaciones en el Cinema Du Monde, en ABC Guionistas, y sus asesorías privadas de guion, están sus viajes recurrentes,  especialmente a Latinoamérica. El festival de cine  de Belo Horizonte, Guadalajara, o el CNAC de Venezuela, han sido algunas de las instancias en que ha intervenido últimamente.  Y por supuesto, en Chile, donde  ha sido jurado en el FICVIÑA en los últimos años, impartido charlas en DUOC UC,  y ahora en Septiembre, dará cursos en la Universidad Finis Terra.

Podríamos hablar horas de la experiencia de Michel, que desde Francia otorgó una entrevista a ViñaLab, con un toque de locura e inspiración. Te dejamos con un extracto, donde nos cuenta parte de su historia como guionista y algunos consejos sobre como escribir buenas películas.

Cuéntame. ¿Cómo fue que el mundo del cine te acogió? ¿Cómo pasaste de escribir revistas literarias, libros de cuentos a escribir guiones?

Había publicado Literatura y varias personas habían notado la particularidad –o digamos sin pretensión- la fuerza de mis diálogos, aconsejándome de escribir para el cine, que conocía solamente como espectador.  Así que le pedí a un  amigo que estudiaba cine como se escribía un guión para hacerlo, algunas bases.Me pregunto si tenía el tema, lo tenía, y comenzamos a escribir. En ocho meses hicimos un largometraje.Entonces me propuso postular al Centro Nacional de la Cinematografía (CNC), yo no sabía que era y la verdad pensábamos que no teníamos suerte de ganar, pero lo intentamos por el juego. Y ganamos el premio a unanimidad. Después fuimos convocados porque querían saber si detrás de nuestros nombres se escondía un guionista profesional.

¿Esa fue la película “Los Sensuales”(1990)?…Claro, ese premio te abrió muchas puertas

Claro, por haberme dado ese premio,  el CNC me propuso ser parte del jurado. Pensé ser echado en ocho meses pero al contrario. Después aconsejaron a Jeanne Moreau de tenerme como lector. Me llamó y yo, como soy de natura paranoica, pensé que era un chiste.Bueno eso duró dos años.Después el CNC me pidió leer para el Fond Sud Cinema y así comenzaron todas las proposiciones.Comenzaron las invitaciones de guiones en África, América Latina.Fue el principio de idas y vueltas hasta hoy, cursos asesorías, conferencias, a tal nivel que había olvidado que venía de la literatura.

Y respecto a lo último, ¿qué encontraste en el cine que no hallaste en la literatura? ¿Qué te cautivó?

Siendo sincero, en el cine nos divertimos y nos encontramos entre locos. En la literatura la soledad es más grande. Una “obra literaria” no se comparte, un guión sí, por ser más un dispositivo que un texto final. Eso es lo que cambia toda la onda si se puede decir así (…)Las bases son iguales, hay que tener una buena historia y contarla, pero el modo de vivirlo después es opuesto. En la literatura, el autor tiene relación con su editor y texto, pero en el cine todo depende también del director, montajista, actores…cada etapa obliga a la otra a abandonar. En Literatura nadie abandona a “su hijo”, pero el cine es una empresa, industria, una maquina a matar, y el que escribe no puede proteger su texto, sino dejar que pueda transformarse.

 

Fuente: Training and Networks

 

Hablando del guión. Según tu experiencia ¿Qué importancia merece el guión en la cadena de eslabones de la realización de una película?

Billy Wilder decía: “Un buen guionista es el que hace la cama del director y que cuando llega el director, sabe irse.” Y si me preguntas que pasa cuando el guionista es el director,  te respondo: como las mariposas que no deben comportarse como orugas, uno que cambia de papel,  también debe olvidar el anterior. Podría agregar que el guion es esencial porque es la fundación de la película,  pero el sonidista, el montajista,  te dirán lo mismo (…) Para mí todo se trata de una asociación. No puedo negar que dentro de ella,  el guion es fundamental, porque da el primer paso o nota, la ética (que puede traicionarse o respetar), pero como dice un proverbio, para bailar bien no hay que estar solo.

Sé que lees a menudo guiones provenientes de todos los continentes. ¿Con qué tipos de problemas te encuentres recurrentemente? Te he escuchado por ahí, que uno de los errores por ejemplo, es el exceso de explicación de los personajes.

El arma de un guionista es la elipsis, saber cortar hasta un punto en el cual cortar más,  signifique hacer una obra incomprensible. Ese punto es esencial,  y es lo que todo buen guionista busca (…) Siempre repito esto en mis intervenciones: en la vida nunca decimos la verdad y podemos vivir sin nunca decir lo importante, eso se llama vivir en sociedad. Desde la infancia aprendemos a esconder nuestros sentimientos y visiones. Si un niño ve una gorda, no puede decir “!mira mamá!, la gorda!”. A partir de eso, la vida es mentira y silencio. Y los autores cuando escriben, creen que sus personajes escapan de esta regla, cuando ellos son personas, que en verdad son sólo silencio. Escribir ese silencio es el talento y trabajo.Escribir bien,  es saber cortar. Andreï Arsenievitch Tarkovski decía que lo esencial es la presión del tiempo en el plano. Siguiendo la misma idea, en un guion el esencial, es el silencio; porque detrás del silencio, y abajo, en lo subterráneo, algo trabaja. Es ese sonido el que hay que dibujar, no las palabras.

Justo de eso quería preguntarte, de la capacidad del guionista de llegar a lo subterráneo de los personajes y tratar de ser un especie de psicoanalista  ¿Cómo se logra el equilibrio entre el llegar al subconsciente de los personajes y no involucrarse con ellos personalmente?

Podría cambiar el orden de tus palabras diciendo, que para que funcione el fenómeno de llegar al subconsciente de los personajes sin involucrarse, no hay que saber cómo hacer, sino saber dejarles hacer. ¿Se entiende? En el proceso de escritura, al igual que en la vida, hay momentos en que son los demás quienes te sorprenden, para bien o para mal, que te pueden decepcionar, capturar, etc. Cuando vives manejando la escritura de guion, te das cuenta de esto, de que si un personaje existe, no es solamente porque lo has creado, sino porque existe (como el viejo cuento de Golem, cuando la estatua decide actuar sin el orden de su creador).  Hablando de una manera más racional, lo que hace el psicoanalista, es permitirte que te atravieses a ti mismo, sin él involucrarse. Y eso viene de su experiencia, no de sus estudios. Porque él fue atravesado por tantas historias contadas en su consultorías,  y está cargado como una pila,  y sin contarte nada,  te pone en contacto con esos mundos paralelos, que tienen las respuestas a tus angustias y son reflejos invisibles que percibes y te muestran áreas de tu vida. Ese trabajo que hace el psicoanalista, es el mismo del guionista en el cine.

Por último. Has sido consultor de muchos guiones, pero sólo has escrito uno,  donde la idea original ha sido de tu autoría, que es el caso de “Los Sensuales”. ¿Te gustaría escribir otra película?

Pregunta central…Necesitaría una respuesta de más que unas líneas. ¡Necesitaría un guion!